Ride the ligthning

No se si alguna vez te conté, probablemente no; pero ese disco de Metallica que conseguimos en el yard sale, el *unico* disco de rock entre múltiples álbumes de jazz. Fue el primer disco de rock que disfruté, o mas bien, con el que comencé a disfrutar ese tipo de música. Aun recuerdo el momento, sentado en el portal del Bahía, descubriendo, con los ojos cerrados, el ansiado placer de “entender” los agrestes arpegios de “For whom the bell tolls”.

El disco incluso tiene una dimensión extra. Años antes un vecino murió en un accidente. Nunca lo conocí, yo era muy niño y el iba a la universidad. Cuando su hermano menor descubrió que yo oía Metallica — supongo que para él todo disco de Metallica era el mismo. Me regaló la libreta de canciones de su hermano, donde estaban, entre otras, todas las letras del “Ride the lightning”.

Atesoré por un tiempo esa libreta, insistí en atribuirle un valor simbólico o sentimental, que realmente nunca tuvo. Pero sirvió para alimentar mis fantasías de iniciado. Eventualmente la libreta se disolvió en los cientos de papeles que seguí produciendo mientras perseguía mi otra fantasía, la de escritor. Hasta que eventualmente no existió mas, excepto en mis recuerdos.

Y ahora, más de una década después, adquiero el disco en una calle de Brooklyn, donde alguien de deshizo de los recuerdos de otra persona. Quizás ese único disco, tan diferente de los demás, fue atesorado de manera análoga a como yo intenté atesorar aquella libreta. O no, pero que importa.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s